¿Garabatos?

¡Así es!

Realizar esta divertida y entretenida dinámica no es tanto una pérdida de tiempo, ni una distracción. Por el contrario, esta actividad puede llegar a favorecer la concentración mental y estimula la memoria.

 ¿No lo crees?

Pues según un estudio de la Universidad de Plymouth publicado en la revista Applied Cognitive Psychology en donde investigadores pusieron a prueba a 40 personas a una serie de experimentos en los que escuchaban una llamada de teléfono de 2 minutos y medio y, seguido de eso, debían recordar nombres y lugares citados en la misma. La mitad sólo pintaban en una hoja de papel mientras permanecían al teléfono, a la otra mitad los dejaron hacer lo que quisieran.

¿Qué fue lo que pasó?

Todos los voluntarios tuvieron que escribir 8 nombres y 8 lugares transmitidos en el mensaje y lo realmente sorprendente fue que, los que habían realizado garabatos en una hoja recordaron un promedio de 7,5 mientras que los que no, acertaron un 5,8. "En la vida diaria hacer garabatos puede ser un modo de mantener la atención en una tarea aburrida y evitar una distracción innecesaria", mencionó la psicóloga Jackie Andrade, responsable del estudio.

¡Increíble!, ¿no?

Carlos Comparán.